Británicos descubren a las ranas más pequeñas de México | El Universal Puebla

Británicos descubren a las ranas más pequeñas de México

Investigadores de la Universidad de Cambridge descubrieron seis especies de rana en zonas boscosas del Valle de México que no superan 1.5 centímetros de largo

Craugastor cueyatl
Rana de la especie craugastor cueyatl en una moneda de 5 pesos. Foto: Jeffrey W. Streicher
Educación 01/05/2022 08:12 Redacción CDMX Actualizada 09:00

Científicos de la Científicos de la Universidad de Cambridge anunciaron el descubrimiento de seis nuevas especies de ranas del tamaño de una uña en los bosques de México, una de las cuales se ganó la distinción de la rana más pequeña de del país.

Las seis especies son más pequeñas que una moneda, con alrededor de 1.5 centímetros de largo, cuando están completamente desarrolladas. Los machos adultos de la más pequeña de estas especies, llamada Craugastor candelariensis, crecen solo 1.3 centímetros.

“Hasta ahora estas nuevas especies han pasado desapercibidas porque son pequeñas y marrones y se parecen mucho a otras ranas”, señaló en un comunicado Tom Jameson, investigador del Departamento de Zoología y del Museo de Zoología de la Universidad de Cambridge, responsable del hallazgo.

“Su estilo de vida es absolutamente fascinante, estas ranas viven en la hojarasca oscura y húmeda de los bosques, que es como un mundo secreto: realmente no sabemos nada sobre lo que sucede allí. No entendemos su comportamiento, cómo se socializan o cómo se reproducen”, señaló.

Las especies recién descubiertas se conocen como ranas de "desarrollo directo": en lugar de salir del cascarón y convertirse en renacuajos como la mayoría de las ranas, emergen de los huevos como ranas en miniatura perfectas. 

Los ejemplares son tan pequeños que están justo en la base de la cadena alimenticia del bosque.

"Con millones de estas ranas viviendo en la hojarasca, creemos que es probable que desempeñen un papel muy importante en el ecosistema como fuente de alimento para todos lo demás, desde lagartijas hasta aves depredadoras", dijo Jameson.

El descubrimiento, realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge, el Museo de Historia Natural de Londres y la Universidad de Texas en Arlington, se publica este mes en la revista Herpetological Monographs.

El estudio involucró la recopilación de casi 500 especímenes de ranas de museos de todo el mundo, que se habían recolectado en México.

“Las ranas son un grupo de animales absolutamente fascinante. Pasé muchas, muchas horas con lupas enganchadas a mis anteojos tratando de entender las diferencias entre ellos”, señaló Jameson.

Usando la secuenciación del ADN, el equipo clasificó a las ranas en grupos según la similitud de sus genes.

Luego se utilizó la tomografía computarizada para crear modelos 3D de los esqueletos de las ranas, de modo que se pudieran comparar los detalles físicos. 

Estas dos líneas de evidencia muy diferentes revelaron seis nuevas especies de ranas.

"Estamos muy emocionados de haber descubierto seis nuevas especies de Craugastor que son completamente nuevas para la ciencia", indicó.

"Las ranas del grupo conocido como Craugastor son muy difíciles de diferenciar, por lo que los científicos han sospechado durante mucho tiempo que pueden existir más especies.

Las nuevas especies se han denominado Craugastor bitonium, Craugastor candelariensis, Craugastor cueyatl, Craugastor polaclavus, Craugastor portilloensis y Craugastor rubinus.

Jameson está particularmente complacido con el nombre cueyatl, que significa 'rana' en náhuatl.

“Elegimos el nombre cueyatl para honrar la rica historia humana del Valle de México y la gente local que probablemente conoce a estas ranas desde mucho antes que nosotros”, dice.

La rana más pequeña del mundo es la Paedophryne amanuensis, de Papúa Nueva Guinea, que apenas alcanza 8 milímetros de tamaño.

El nombre Craugastor cueyatl significa 'rana' en la lengua indígena hablada en el Valle de México donde fue encontrada.

Conocidas como 'micro-endémicas', algunas de las ranas recién descubiertas pueden desarrollarse solo en un área pequeña, como la cima de una colina en cierta parte de México. Esto los hace increíblemente vulnerables.

“ Nombramos a Craugastor rubinus por las minas de granate en la ladera donde se encuentran”, dice Jameson. “Lamentablemente, solo se necesitará la expansión de una mina y estas ranas podrían desaparecer”.

La pérdida de hábitat también puede resultar del cambio climático. Las ranas están amenazadas por una enfermedad fúngica mortal, la quitridiomicosis, que está acabando con las poblaciones de anfibios en todo el mundo.

Los investigadores tienen la esperanza de que haya un futuro para sus pequeñas ranas. Han identificado áreas protegidas clave en todo México donde viven las seis nuevas especies, y ahora esperan trabajar con el gobierno y las ONG en México para conectar estas áreas.

Temas Relacionados
Ranas

Comentarios

#Puebla