Candidatos en el Triángulo Rojo: dejaron crecer al crimen y ahora buscan reelección

También compiten familiares de ex funcionarios

Elecciones 07/05/2021 22:18 Laura Ruiz Actualizada 22:18

Al menos en cinco de los seis municipios que integran el Triángulo Rojo, ex alcaldes que han sido criticados por dejar crecer a las bandas del crimen dedicadas al robo de combustible, buscan ser electos nuevamente en el proceso electoral de 2021.

De la lista destaca el caso de Alejandro Martínez Fuentes, actual alcalde de Quecholac, quien compite por el Partido Pacto Social de Integración (PSI) y es además, hermano del presunto líder de una banda de huachicoleros, Antonio Martínez Fuentes, alias “El Toñín”.

El 3 de febrero del 2021, el gobernador Miguel Barbosa Huerta, aseguró que estaban detrás de “El Toñín” para detenerlo y desmantelar a su banda, pero “sabemos que está protegido por la policía municipal y gentes”.

En este municipio también resalta el nombre de Benito Camarillo Mirón, quien busca la alcaldía por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a quien se le vincula como familiar del ex edil y dirigente partidista, Néstor Camarillo Medina.

Este último fue investigado por los hechos ocurridos el 3 y 4 de mayo del 2017 en Palmarito, en ese municipio, donde cuatro militares y seis civiles armados fallecieron durante un enfrentamiento. También se le relacionó en ese tiempo por presuntos vínculos con Antonio Martínez, “El Toñín”.

En el municipio de Palmar de Bravo también busca reelegirse el actual edil, Vicente Martínez Alcántara, por los partidos que integran la alianza Juntos Haremos Historia.

De este municipio también compite por tercera ocasión, el ex edil Facundo Tomás Casimiro Abundio, por el Partido Acción Nacional (PAN), cuya gestión comprendió los primeros años en los que comenzó a expandirse el huachicol, de 2008 a 2011. En septiembre del 2018, su hermano, Genaro Apolonio Casimiro Abundio, fue asesinado. Ese mismo año, Facundo Tomás intentó reelegirse sin éxito.

En los casos de Acatzingo y Tecamachalco no se reeligen los actuales ediles, pero sí otros que gobernaron cuando el robo de combustible estaba en su apogeo.

El primer caso es el de Carlos Alejandro Valdez Tenorio que va por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y que fue edil entre 2014 y 2018, por el PRI. Durante su gestión, dos de sus mandos policíacos fueron removidos al descubrirse sus nexos con bandas dedicadas al secuestro y robo de hidrocarburos.

Mientras que en el segundo caso está Inés Saturnino López Ponce, quien ahora va por el Pacto Social de Integración (PSI) y fue alcalde entre 2014 y 2018 por el PAN. La dirigencia del PAN decidió cancelar su registro como candidato con el argumento de que durante su administración como alcalde fue acusado de cometer violencia política de género.

En Acajete, resalta la candidatura de Raúl Aguilar Reyes por el Partido Redes Sociales Progresistas, pues además de haber sido edil en el pasado, es hermano del actual alcalde, Antonio Aguilar Reyes. En septiembre del 2017, fue detenido Gregorio A, alias “El Chimole”, en Coronando, acusado de pertenecer a una banda dedicada a la extracción y venta ilegal de combustible. En su declaración ministerial, aseguró ser primo de Raúl Aguilar, quien lo negó.

Aún en el 2020, Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicó a estos municipios del Triángulo Rojo en los primeros lugares donde persiste el huachicol.

Además, prevalece en la zona la incidencia de otros delitos como los feminicidios y el robo a transporte.

Temas Relacionados
Puebla Elecciones 2021

Comentarios

#Puebla

Twitter
06/19/2021 - 15:18
Fórmula E
Twitter
06/19/2021 - 13:55
El Universal Puebla
Twitter
06/18/2021 - 17:46
SSC Puebla