Ardelio Vargas Fosado

Abogado de profesión y militante del PRI, Ardelio Vargas comenzó su carrera política en 1987 cuando fue presidente municipal de Xicotepec de Juárez

Ardelio Vargas Fosado
Líderes 07/03/2021 20:31 Redacción EL UNIVERSAL PUEBLA Actualizada 01:30

Ardelio Vargas Fosado inició su carrera política en 1987, cuando fue presidente municipal de Xicotepec, de Juárez, su tierra natal.

Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comenzó su trayectoria política como militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De 1990 a 1994, se desempeñó en el área de la seguridad pública, al ser parte de la Subdirección de Seguridad en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y más tarde director de Investigación en los estados de Chiapas y Oaxaca.  

Posteriormente entre 2006 y 2007, fue jefe del Estado Mayor de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP).

Durante varios años se le ha vinculado a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, y quien actualmente se encuentra detenido en Estados Unidos, acusado de nexos con el Cártel de Sinaloa.

El operativo de San Salvador Atenco

El 3 y 4 de mayo de 2006, por orden del entonces gobernador Enrique Peña Nieto, se llevó a cabo un operativo policial en las localidades de Texcoco y San Salvador Atenco, Estado de México. El objetivo era ponerle fin a un movimiento de protesta surgido como oposición a un proyecto para construir un nuevo aeropuerto para Ciudad de México en el municipio de Atenco

Como jefe del Estado Mayor de la PFP, Vargas Fosado fue el encargado de los operativos donde murieron dos personas, se detuvo a 207 y se cometieron al menos 26 agresiones sexuales.

De acuerdo con la investigación que realizó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), entre los derechos violados en esta represión se encontraron:

  • Detenciones arbitrarias

  • Abuso sexual y violación

  • Tortura

  • Retención ilegal

  • Allanamiento de morada

  • Incomunicación

  • Trato cruel e inhumano

  • Derecho a la vida

  • Derecho de los menores

  • Derecho a la legalidad

En Oaxaca repitió la fórmula

El sábado 25 de noviembre de 2006, la Policía Federal Preventiva y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), sostuvieron choques que dejaron muertos y heridos, tanto de integrantes de los grupos sociales como de las corporaciones policiales de los tres niveles de gobierno.

La Secretaría de Seguridad Pública federal a cargo en ese momento de Eduardo Medina Mora, señaló que la acción de los uniformados se había dado en respuesta a las "agresiones directas" de integrantes de esa agrupación social contra los elementos de las fuerzas federales.

A través de un comunicado la dependencia  señaló que no se tenía registro de fallecimientos durante la reyerta.

De regreso a la política 

Tras su paso por la seguridad pública, Vargas Fosado obtuvo una diputación federal bajo los colores del PRI, por el Distrito 1 de Puebla en la LXI Legislatura, cargo que comprendía el periodo de septiembre de 2009 a agosto de 2012, sin embargo solicitó licencia un año antes de concluir su periodo como legislador, para convertirse en el titular de la Seguridad Pública de Puebla, en la administración de Rafael Moreno Valle.

Secretario de Seguridad Pública de Puebla 

Durante el tiempo que fue secretario de Seguridad en Puebla, Ardelio Vargas fue señalado por organizaciones de lanzar operativos policíacos para reprimir movilizaciones sociales.

En enero de 2012, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) emitió una recomendación porque la policía estatal, bajo el mando de Vargas Fosado, usó balas de goma para desalojar a campesinos de Chignahuapan.

Otro de los episodios en los que fue cuestionado por sus formas, fue el ocurrido el 11 de mayo del 2011, cuando un grupo de granaderos pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública realizaron el desalojo de aproximadamente 200 comerciantes de autopartes de la zona de la 46 Poniente, que tenían la intención de entrar a la Secretaría de Finanzas, sin embargo, en el actuar de los policías, resultaron lesionados manifestantes

Un més después de este episodio, el 26 de junio del mismo año, en pleno domingo los granaderos a cargo de Vargas Fosado convirtieron en un campo de batalla el mercado de Jorge Murad Macluf, mejor conocido como La Fayuca, donde pretendían decomisar discos y películas pirata. En aquella ocasión unas 30 personas resultaron heridas al enfrentarse a golpes con los granaderos y, otra vez, decenas de personas que acudían ese domingo al mercado sufrieron crisis nerviosas y resultaron afectadas por los gases. 

Una de las represiones más graves que se le atribuyen, ocurrió el 23 de agosto de 2011 cuando, sin contar con un mandato judicial, elementos a su cargo desalojaron con violencia a unas 500 personas que estaban en posesión de un predio ubicado en la ex Hacienda de Atlamaxac, en el municipio de Chignahuapan

Vargas Fosado montó un operativo policial contra quienes demandaban derechos sobre las propiedades de Lorenzo y Saúl Rivera, considerados caciques de la región. Ese día, 31 personas, en su mayoría mujeres y hombres de la tercera edad, fueron detenidos y decenas resultaron heridos, al menos cuatro de gravedad, por el uso de toletes, petardos y balas de goma. 

De acuerdo con las declaraciones de los ejidatarios, los policías llegaron alrededor de las 6:30 horas para exigirles que abandonaran el predio, pero cuando los campesinos exigieron a los uniformados que mostraran la orden judicial, éstos aclararon que la instrucción que traían era “sólo verbal”.

Tras estos hechos, en enero de 2012, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Puebla (CEDH), emitió una recomendación contra Vargas Fosado al quedar confirmado que este violento desalojo se llevó a cabo sin orden judicial.

Vargas Fosado, lo reconoció pera trató de justificar su actuación declarando: “Si yo permito que esto se vaya relajando y que los grupos empiecen a vulnerar la propiedad, los bienes, el tránsito de la sociedad... vamos a llevar a Puebla a un caos. Yo sí quiero hacer conciencia de que hay que mantener el estado de derecho”.

Peña Nieto lo nombra titular del INM

En 2013, el presidente Enrique Peña Nieto, con quien ya había colaborado durante las protestas de Atenco, siendo éste gobernador del estado de México, lo nombró comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM).

Tras su designación en esta dependencia, el Nodo de Derechos Humanos-Puebla AC advirtió que con esa determinación el gobierno de Enrique Peña Nieto enviaba el mensaje claro de que la institución pasaría a ser una instancia policial más. 

“Al de por sí cuestionado INM llega un personaje que mientras se dedicaba a golpear movimientos, bajo las órdenes del gobernador poblano, permitía el avance y el asentamiento del crimen organizado en el norte de Puebla. Ardelio Vargas llega al gobierno de Peña Nieto para perseguir y reprimir a los migrantes por el grave delito de viajar sin papeles, porque si algo ha quedado claro en todos estos años es que Vargas Fosado la única forma de acción que conoce y disfruta es la violencia”, expuso la ONG en aquel momento.

Abandonó el INM en el 2018, para unirse como asesor de la Secretaría General de Gobierno del gobierno de Puebla, siendo Antonio Gali Fayad, el gobernador de la entidad.

Apoyo a Barbosa

Para la elección extraordinaria del 2 de junio de 2019 para gobernador de Puebla, Ardelio Vargas decidió apoyar el proyecto de Miguel Barbosa Huerta, al ser cuestionado sobre esta decisión y por su militancia priista, negó que se tratara de una traición al tricolor, justificando que su respaldo al morenista era por que cree “en la reconciliación” y por ello trabajaría por un proyecto que ganará el día de la elección.

Aunque al inicio de la gestión de Barbosa Huerta, se cuestionaba qué lugar ocuparía en el gabinete, el gobernador señaló que se desempeñaba como su ‘asesor particular’ en temas de seguridad, pero sin tener poder de decisión.

Finalmente, el 22 de febrero del 2021, Miguel Barbosa lo nombró subsecretario de Gobernación del estado.

Declaraciones polémicas

“A mí me contrataron para aplicar la ley… ya lo saben, yo no reparto flores”, argumentó cuando criticaron uno de sus operativos contra una manifestación social en Puebla.

“A esos cabrones no les devuelvan las cámaras, hasta allá, y bórrenles toda la imagen que tienen”, tras un operativo en Chignahupan para desalojar un predio

“De tontos nos van a acusar si se las devolvemos (las cámaras decomisadas a reporteros): ¡que chinguen a su madre!, nos agredieron, también eran parte de ese grupo”, señaló tras ese mismo operativo de Chignahuapan.

“Con la pena mano, pues yo estoy operando”, argumentó, por los mismos hechos.

“Soy respetuoso de los movimientos sociales (...) pero cuando haya necesidad de aplicar la fuerza, sin duda se aplicará”, al asumir como secretario de Seguridad Pública de Puebla

“Si yo permito que esto se vaya relajando y que los grupos empiecen a vulnerar la propiedad, los bienes, el tránsito de la sociedad... vamos a llevar a Puebla a un caos. Yo sí quiero hacer conciencia de que hay que mantener el estado de derecho”.

 
Temas Relacionados
Ardelio Vargas

Comentarios

#Puebla

Twitter
06/23/2021 - 19:38
PC Puebla Capital
Twitter
06/23/2021 - 18:36
Agua de Puebla