Opinión

Bajo Reserva Puebla

Periodistas El Universal Puebla

Información verificada y sin censura a cargo del equipo de reporteros de El Universal Puebla, 10 de junio 2021

Por primera vez en muchos meses, Miguel Barbosa salió de Casa Aguayo para un evento con ciudadanos. Todo estaba planeado para que llegara como salvador de los damnificados del socavón, pero en vez de un baño de pueblo, recibió un baño de realidad.

Los pobladores de Juan C. Bonilla lo recibieron con gritos de ¡fuera! y de ¡corrupto!, por ser omiso en el rechazo del pueblo a la empresa Bonafont.

Lo peor es que el mandatario en vez de mostrar algo de empatía, llamó a su vez corrupta a una ciudadana que lo abucheó.

Su gabinete tampoco se mostró a la altura y lo secundó riéndose, empezando por Ana Lucía Hill, secretaria de Gobernación.

Y este es el gobierno que se dice cercano a la gente.

 

Las redes sociales lograron algo que parecía poco probable.

Aunque el mandatario Miguel Barbosa se resistía a llevar a cabo el rescate de los perritos en el socavón, con el argumento de no poner en riesgo vidas humanas, finalmente tuvo que ceder a las presiones de cientos de animalistas que exigían su autorización para que los expertos hicieran el intento de sacarlos con vida.

El tema fue muy hablado en redes sociales y ahora el gobernador viene a colgarse la medallita del rescate, pero tal vez eso no sea suficiente para revertir el daño en la imagen del gobierno de Puebla, que una vez más se vio omiso y tardío en su actuar.

La que no aprende es la próxima presidenta municipal de Petlalcingo, Isabel Vergara Tapia.

Su hermano fue uno de los alcaldes muertos en Puebla por Covid-19 y ahora ella será su sucesora, con eso de que el poder en Petlalcingo siempre recae entre los caciques de la familia Vergara.

En la entrega de su constancia de mayoría, la priista salió muy sonriente y eso sí, sin cubreboca, al igual que parte de sus colaboradores.

En fin, como dicen, nadie escarmienta en cabeza ajena.

Comentarios