Opinión

El acoso sexual por líderes del sindicato del Metro

Sandra Romandía

Josellyne Aispuro sintió la mano de su jefe, José Pereznegrón, tocar su abdomen mientras se acercaba más a ella que, nerviosa, escaneaba en su oficina un documento con su celular a petición de él. Mientras lo hacía la cuestionaba: “¿te controlan mucho? ¿No te dejan salir? ¿Y si te invito unos tequilitas?”.  La tensión provocó que la joven —de apenas 24 años de edad, frente al hombre de más de 50, corpulento, de barriga pronunciada y pelo invadido de canas— no lograra su cometido de fotografiar los papeles. “No se deja, es como tú”, le dijo él, “que no se deja”.

Esta conversación fue grabada por la víctima de acoso sexual quien, por recomendación de su madre, empezó a registrar los hostigamientos que cada vez eran más frecuentes.

A veces la esperaba de sorpresa en un pasillo, otras solo la observaba; “me miraba de arriba abajo, me tocaba la cintura, la espalda, el brazo”, me cuenta en una conversación telefónica.

El último episodio de acoso ocurrió en mayo del año pasado, cuando ella volvió a poner su línea y no accedió a sus invitaciones.

Su puesto era Auxiliar Administrativa, mientras que él era el jefe superior de su área, gerente del Instituto de Capacitación y Desarrollo del Metro de la Ciudad de México.

Después de las negativas de ella hacia él, ocurrió lo que se esperaba: “Te tengo malas noticias, hubo un recorte…”. Y así, sin más, fue despedida.

A partir de ese momento la vida se le complicó: se quedó sin trabajo y con la rabia de haber sido dada de baja por no acceder al hostigamiento de su superior. En agosto de 2021 interpuso una denuncia por acoso sexual ante la Fiscalía de la Ciudad de México, pero a la fecha no ha ocurrido gran novedad. Este jueves 9 de junio acudió a complementar declaraciones y al parecer su caso ya será tomado en cuenta, pero, mientras, han transcurrido al menos 11 meses en los que este funcionario, mano derecha del líder del Metro, Fernando Espino, pudo haber seguido acosando a más trabajadoras sin pagar las consecuencias.

Josellyne cambió de abogado y espera que ahora las cosas fluyan mejor ante la Fiscalía, pero más allá de su caso, está el cuestionamiento a esa cultura laboral del abuso de poder que persiste en las estructuras de organismos como el Metro de la Ciudad de México, solapada por el sindicato que mantiene un control a todas luces en el sistema.  

Los comentarios de los compañeros de la víctima estuvieron orientados a desanimarla para denunciar debido a la influencia del personaje y al dinero que maneja su cúpula sindical para acallar este tipo de casos, que, al parecer, no eran aislados.

El reconocido portal Cimacnoticias, que reporta casos con perspectiva de género, documentó el ataque a Xóchitl García Nieto, una trabajadora del Metro, que demandó a Espino por lesiones y amenazas. La empleada aseguró que en una fiesta organizada por el sindicato fue golpeada por unas diez personas a las órdenes del líder sindical, entre ellas el hermano de José, Jesús Péreznegrón.

Trabajadores de este sistema de movilidad, con quienes he podido conversar, aseguran que al entrar a sus plazas o intentar mantenerlas lo más importante en sus círculos es saber qué superiores son más cercanos a los “dueños” del sindicato. Su relación buena (o mala) con ellos o ellas determinará su estancia en el puesto.

Como recordaremos, esta organización gremial mantiene el control del presupuesto del Metro desde hace décadas y es de las últimas agrupaciones que se sostienen como en los viejos tiempos: con contratos colectivos conseguidos en base a presión, chantajes y sabotajes. Fernando Espino tiene a 15 familiares directos trabajando en el sistema con sueldos altos, aun cuando muchos de ellos no van a laborar, como ya se ha documentado.

Los contratos a proveedores fantasma, compras a sobreprecios, manejo del presupuesto y control del personal y prestaciones las maneja todavía este grupo de poder que ninguna administración del Sistema Colectivo Metro ha podido derrocar.
 

Twitter: @sandra_romandia

 

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, planes para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios