Morena Puebla y sus disputas por la dirigencia

Desde la fundación del partido en 2011, cinco personas han asumido su liderazgo y ahora van por un sexto temporal

Foto: Redes Sociales Morena Puebla
Política 22/09/2021 20:22 Laura Ruiz Actualizada 20:22

En menos de una década de historia, cinco liderazgos se han disputado la dirigencia del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Puebla y van por un sexto delegado temporal, en lo que se concretan las elecciones internas de 2022.

Esto a diferencia de lo que sucede en otros institutos políticos con presencia nacional, en los que se hacen las renovaciones estatales cada tres años con apego a los periodos que establecen sus estatutos.

En una revisión a los antecedentes históricos del partido, se puede observar que en Puebla sólo hubo estabilidad en sus primeros seis años.

Los primeros tres estuvieron encabezados por Luis Fernando Jara Vargas, quien entre 2012 y 2015 fungió como el primer secretario general del primer comité estatal, tras participar activamente en años previos con el movimiento lopezobradorista.

jara780_8755090528506216448_n.png

Según lo resalta el también ex diputado local en su currículum público, en el cargo le tocó formalizar y representar al partido ante las autoridades locales, así como conformar los primeros comités municipales morenistas.

Después de la elección de Jara Vargas, fue electo Gabriel Biestro Medinilla, quien estuvo en el cargo desde septiembre del 2015 a septiembre del 2018, cuando dejó la dirigencia para desempeñarse como diputado local plurinominal.

biestro52271608_3203963340167277582_n.jpeg

Con la renuncia del secretario general, en enero de 2019, Mario Bracamonte González fue nombrado como delegado provisional en Puebla, por determinación de la entonces secretaria general del partido, Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

La otrora líder de Morena a nivel nacional, consideró en su momento que, mientras el estado se dirigía a una elección extraordinaria por el fallecimiento de la gobernadora Martha Érika Alonso Hidalgo, el partido no tendría quién lo dirigiera.

El paso de Bracamonte González, sin embargo, sirvió sólo para el proceso extraordinario, pues en marzo de 2020 fue destituido del cargo como una de las primeras decisiones del nuevo dirigente nacional provisional, Alfonso Ramírez Cuéllar y el hecho se confirmó ante autoridades locales hasta mediados de junio.

Mientras se oficializaba la destitución, en mayo del 2020, la dirigencia nacional nombró a Carlos Alberto Evangelista Aniceto como nuevo delegado y eso ocasionó impugnaciones y la división de los bandos que apoyaban a ambos morenistas.

evangelista373779_6473411693521370922_n.jpeg

Para noviembre del 2020, cuando Mario Delgado Carrillo fue electo como el nuevo líder nacional de Morena, se designó como dirigente estatal a Edgar Garmendia de los Santos.

Este nuevo liderazgo fue criticado por tener diferencias con el gobernador Miguel Barbosa Huerta y favorecer a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco en la búsqueda de una reelección que al final resultó fallida.

Ahora, en septiembre del 2021, Garmendia de los Santos, presentó su renuncia formal a la dirigencia la semana pasada, una vez que le entregaron la constancia como diputado plurinominal electo para el Congreso de Puebla, pues los estatutos de Morena no permiten la duplicidad.

Mientras tanto, la dirigencia nacional deberá nombrar un sexto liderazgo que asumirá la función de delegado temporal, en espera del proceso de renovación de la dirigencia que se postergó hasta 2022, al considerar que no había condiciones sanitarias para realizar asambleas.

Temas Relacionados
Puebla Política Morena

Comentarios

#Puebla

Twitter
10/23/2021 - 13:24
PC Municipal Puebla
Twitter
10/23/2021 - 12:24
El Universal Puebla
Twitter
10/22/2021 - 20:11
Medio Ambiente
Twitter
10/22/2021 - 18:10
SDR Gob