Caldos Angelita, una sabrosa tradición de Puebla | El Universal Puebla

Caldos Angelita, una sabrosa tradición de Puebla

En sus sucursales se sirven platos y platos de caldo de gallina o envueltos de mole

Caldos Angelita, una sabrosa tradición de Puebla

IMAGEN: Especial

Qué Hacer 25/06/2022 15:53 Angeles Bretón Actualizada 15:53

El proyecto que inició una pareja poblana, motivada por el amor y con la intención de sacar adelante a su familia, se mantiene a flote sirviendo platos y platos de su tradicional caldo de gallina y mole poblano.

Los afamados Caldos Angelita son reconocidos por los poblanos desde hace 74 años, periodo en el que sus esfuerzos les ha permitido abrir sucursales en otros puntos de Puebla capital, pero también tener que cerrar uno debido a la pandemia por Covid-19.

En 1948, en la calle 9 Norte 1006 del Centro Histórico de Puebla, Angela García tuvo la idea de abrir un pequeño zaguán para vender comida mexicana, y qué más mexicano que un buen plato de mole poblano o un caldo de gallina, una delicia para los días de frío, de lluvia, tanto para desayunar o comer.

Lo sencillo que luce en el plato no se compara con lo delicioso que sabe la mezcla de hierbas de olor, cebolla, y la grasa que sueltan las rabadillas, alones, pechugas y mollejas del pollo o gallina.

Si además de disfrutar de un caldo bien calientito te queda espacio para más, pide unos envueltos de mole, los cuales se sirven con rodajas de cebolla y son cubiertos con semilla de ajonjolí.

La mezcla perfecta con cebolla y chile verde picado, junto con unas gotas de limón y una torta de agua para acompañarlo, fue la receta que atrajo a más clientes e impulsar a Angelita, junto con su esposo Rafael Vázquez,  a abrir una sucursal cerca de la Central de Autobuses de Puebla (CAPU).

Para los poblanos, acudir a los Caldos Angelita se volvió una parada obligada, donde también se puede disfrutar de una torta de mole, arroz, carnitas, patitas de pollo, envueltos de mole y exquisitos postres.

Esta tradición continúa gracias a Ana María Vázquez, hija del matrimonio de Angelita y Rafael, quien al lado de su familia emprendió la idea de abrir una sucursal más en la colonia Joaquín Colombres, misma que se mantiene desde 2019.

Este platillo ha alimentado a miles y miles de poblanos y visitantes, quienes llegan al restaurante mexicano a fin de constatar si es verdad o falso que saben deliciosos y son capaces de revivir a un alma.

En el año 2020, a inicios de la pandemia, la hija de Angelita confió en su instinto y se animó a emprender con una sucursal más en Bulevar Xonaca 2624, al oriente de la capital, donde se mantuvo hasta el pasado 6 de mayo de 2022 y tristemente tuvo que cerrar sus puertas.

Caldos Angelita se describe como un sitio donde se esmeran “en tener una excelente cocina típica mexicana con sabor, sazón y tradición cien por ciento poblana, donde podrán saborear un exquisito caldo de gallina o unos envueltos de mole poblano, acompañado de arroz, tortas de agua y muchas cosas más”.

225779170_406111507600716_8933670192516897618_n.jpeg

Los comensales pueden llegar a partir de las 10:00 y hasta las 18:00 horas, de martes a domingo, donde también pueden disfrutar de música en vivo.

Caldos Angelita, cuyos precios oscilan entre 40 y 45 pesos el plato, de igual manera brinda servicios a través de las aplicaciones Uber Eats, Rappi y Didi Food.

Pero si prefieres disfrutar de estas delicias desde la comodidad de tu domicilio o para reuniones de trabajo, te ofrecen paquetes según el número de comensales que se desee, y te llevan la comida hasta donde indiques, lo único que no incluye es la vajilla.

Si eres de los que ya conocen el sabor de Caldos Angelita seguramente coincides en que es muy bueno, pero si eres de quienes aun no lo degustan, no esperes más y acude a una de las sucursales para probar esta tradición de más de siete décadas.

Comentarios