26/11/2021 15:25
Redacción CDMX

Y el socavón de Puebla, ¿qué pasó con él?

Fue protagonista de decenas de memes, una cumbia, playeras, antojitos y hasta un pan en su honor. Pero ​durante los últimos meses ha habido pocas novedades sobre el fenómeno geológico.

A seis meses de su aparición en la comunidad de Santa María Zacatepec, municipio de Juan C. Bonilla, la pregunta entre los usuarios de internet es ¿qué ha pasado con el mega socavón de Puebla?

De acuerdo con el último reporte de las autoridades del estado de Puebla, el socavón de Santa María Zacatepec mide 126 metros en su eje mayor y 123 metros en el menor.

El perímetro de seguridad se mantiene por parte de personal de Protección Civil y Seguridad Pública, informó Ana Lucía Hill, secretaria Secretaria de Gobernación del Estado de Puebla.

Tras su aparición el 29 de mayo, el mega socavón de Puebla atrajo la atención de todo el mundo. A través de medios de comunicación y redes sociales pudo seguirse casi en tiempo real el crecimiento de este enorme agujero que en pocos días casi duplicó su tamaño.

Artículo

Antes de unirse como jugadora defensiva al club Puebla, inició su carrera en el modelaje en su natal Houston, Texas

Con los memes llegaron los turistas y las selfies. Cientos de personas comenzaron a visitar Santa María Zacatepec, con la intención de tomarse una foto y acercarse lo más posible al lugar en el que la tierra se abrió y se tragó una casa. 

Los vecinos de la zona aprovecharon este inédito boom turístico. Y así nació el pan del socavón, la playera del recuerdo y algunos otros souvenirs. 

Mirador al socavón de Puebla. Foto tomada de Twitter @illunnis

Este auge y oleada de visitantes redituó en ingresos adicionales para los habitantes de la comunidad. Algunos, por ejemplo, aprovecharon para alquilar sus azoteas a los turistas, a fin de que tuvieran la oportunidad de observar el socavón.

Inició como una oquedad de 60 metros de diámetro que devoró la casa de la familia Sánchez Xalamihua, propietarios del terreno donde se registró este fenómeno geológico, quienes tuvieron que ser desalojados sin poder rescatar sus pertenencias, esto ante el riesgo de un colapso.

A pesar de las fuertes lluvias que se registraron en la zona durante la temporada de presipitaciones, un par de bodegas construidas en el terreno se mantienen en pie, en el borde del socavón. 

Otro momento de gran tensión fue la caída de dos perros al socavón de Puebla, quienes pasaron varios días atrapados en el fondo del socavón. Felizmente, los equipos de rescate y Protección Civil lograron rescatar a los animales.

¿Qué causó el socavón de Puebla?

Esta fue la principal pregunta que surgió tras la aparición del enorme agujero en Santa María Zacatepec. Al paso de las semanas, investigadores y especialistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) despejaron las principales dudas.

Artículo

La aparición del socavón de Puebla, en Santa María Zacatepec, generó muchas preguntas. Expertos del Politécnico Nacional y la UNAM ya nos han brindado algunas respuestas
 
Las últimas novedades sobre el socavón de Puebla apunta a que el fenómeno podría replicarse en otras zonas aledañas.

El pasado 5 de octubre, Beatriz Manrique Guevara, secretaria del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, dio a conocer que expertos detectaron un total de 14 anomalías en el subsuelo de la zona de socavón de Santa María Zacatepec, de las cuales dos son oquedades de gran magnitud.

En aquella ocasión, la funcionaria indicó que debido a su tamaño, existe el riesgo de que ocurra otro colapso en la zona, por lo que ampliarán el perímetro de seguridad en esta localidad del municipio de Juan C. Bonilla.

Estudios realizados por diversas instituciones, incluyendo algunos que fueron enviados a Canadá, detallan que el suelo donde se formó el socavón es inestable y las oquedades más grandes que fueron detectadas a 50 metros de profundidad están ubicadas al noroeste y otra al suroeste.

Ambos huecos son de forma irregular, superan el metro de diámetro y alcanzan hasta los cinco metros de tamaño.

Ante dicho riesgo, las autoridades de Puebla informaron que ampliarían el perímetro de seguridad, lo que provocó la inconformidad de campesinos y productores locales.